Soy miembro de la Red Mundial de Escritores en Español REMES

Soy miembro de la Red Mundial de Escritores en Español REMES
Clikea sobre el logo para más información

Si quieres comprar mi poemario puedes hacerlo clikeando sobre la imagen.

Antologías en las que he participado, visita mi blog: http://damablanca1967.blogspot.com.es/

 photo b6756b7c-d9c5-4aee-a28f-59c61ffbabd1_zpsee18d758.png photo e8bb9719-3e41-4ce2-a949-7934a25e3d65_zpsa7acdc61.jpg photo 359630c6-c86d-4ed6-a017-f5fdc4faf05d_zps8e87b2a9.jpg

Bienvenid@s almas...

Aquí me hallo frente al espejo, desnudando parte de mis temores, intuiciones, creencias, escasas vivencias y mucha fantasía, todo bien barajado en este tarot que deposito ante vosotros intentando descifrar los enigmas que merodean mis inquietudes. Siempre he sentido desde niña cierta fascinación por ese mundo oculto, esotérico, místico y religioso que nos es mostrado con gran diversidad de opiniones. Yo he ido adquiriendo mi peculiar visión de estos temas en los cuales aún sigo mi guía interior. Ese guía que nos habla desde el más absoluto silencio. Mi mayor aliada es la soledad, en ella encuentro un enorme manantial de inspiración a la hora de abrir mis sensores a ese universo espiritual que nos rodea y que expongo desde mi particular punto de vista, respetando el sentir de cada uno pero sin renunciar al mío propio. No se dejen llevar por las apariencias en este mundo de ilusiones ópticas...nada es realmente lo que parece, ni nadie lo que aparenta ser, es por ello que debemos cerrar nuestros ojos para poder percibir con mas intensidad y clarividencia. En mi perpetua busqueda os invito a deambular por estos callejones sin dueño, en donde no todo es sueño pero se sueña con volver... Bienvenidas almas.
+Dama+

Todo el contenido de este blog se encuentra registrado bajo licencia Safe Creative.

Participa en nuestro foro: "El sendero de la luna"

Participa en nuestro foro: "El sendero de la luna"
Un lugar donde se dan cita nuestros poetas y escritores...

miércoles, 23 de enero de 2013

Amar de una manera diferente...



Ella escribía versos, buscando entre sus estrofas el espíritu de su poeta. Creyó que podría hallarle en el mundo, pero pronto comprendió que ese amor no habitaba en la tierra. Aprendió a vivir amordazando el deseo por encontrar su alma, se arropó en la causa de soñarlo y en los sueños no se cansó jamás de invocarlo. Noche tras noche convivía con un deseo malherido, su corazón se negaba a latir de nuevo, lo guardó en un cofre sellado con sus lágrimas y lanzó al abismo del mar... esperando que atravesara la orilla y se perdiera en el infinito. En ese cofre depositó todo el dolor que un ser vivo es capaz de soportar.

El océano lo engulló en las profundidades de sus entrañas, mas era tan inmensa la melodía desgarradora que el mar no pudo soportar el estruendo de sus lamentos, ¡embravecido! alzó la cólera de sus aguas y lo devolvió de nuevo a la orilla...

Ella vaga por la vida sin un corazón... su blanca silueta es perfilada por una aureola que pareciera rozar la santidad. La dama de blanca armadura es tan solo el fantasma de una mujer nacida para amar… de una manera diferente.


Derechos de autor: María del Carmen Tenllado Yuste

Código: 1301234420732
Fecha 23-ene-2013 21:09 UTC


Prosa premiada en castillo mágico de poetas:

 
 

lunes, 21 de enero de 2013

Sumergida en tus sueños... Prosa inédita para concursar en castillo mágico de poetas





Has echado raíces en mi alma sin apenas darme cuenta, siento florecer la primavera estremeciendo mis entrañas y no puedo evitar abrasarme en la llama de tu espíritu. Mis sentimientos van más allá de lo puramente carnal... te sospecho tan dentro de mí, aún en la distancia, que podría abrazarte con mis pensamientos, besarte con mis anhelos y desnudarte con mis ansias. Este amor puro e inconfesable nace de una hermosa amistad, de una entrañable comprensión, de esos momentos de complicidad, en los que siento cómo el tiempo se detiene y me veo sumergida en otro espacio, otra era, quizás otra latitud... Mis pies no tocan la tierra cuando te tornas palabra, cuando te tornas palabra no sé quién soy, quizás deje de ser yo misma para al unísono vibrar en tu propia voz. No sé quién soy cuando te pienso, aunque bien sé, que no debiera pensarte... ¿pero quién puede encarcelar al aire? si este es tan libre como mi silencio... Amo tu alma desnuda, poblada de mariposas con majestuosas alas de colores que impactan en mis sombras, las agitan, conmueven, seducen y doblegan ante la magia de tu ser. Es hermosa tu amistad, tanto, que para no perderla no te diré lo que siento... lo guardaré en un lugar apartado dentro de mis dominios, donde las sombras no dejen que nada pueda dañarte. Seguiré disfrutándote en silencio bajo este dulce manto que cobija nuestra amistad, porque no quiero perderte. ¡Tienes un alma tan bella! que cuando me siento en contacto con ella me abraza desplegando sus alas... eres consuelo, sosiego y calma en mis momentos de debilidad, eres magia, luz y vida en cada una de tus palabras que hago mías... es imposible no soñarte, no tenerte ya un poco metido en la sangre... pero no temas, nunca diré tu nombre... sé bien que eres un hermoso sueño, que sólo eres real en la ciudad que un día decidí visitar para contagiarme del virus de tu ilusionismo, enfermando del mismo, mi único antídoto es despertar, por el momento quiero seguir sumergida en tu encanto. ¡Déjame que te siga soñando... en silencio!




Derechos de autor: María del Carmen Tenllado Yuste (Damablanca)
 

sábado, 19 de enero de 2013

Un oceano de lágrimas...

 
La luna alumbra ese mar de lágrimas
que se forjó de una en una
hasta convertirse en un océano,
...¡de amargura!...
en el cual se refleja mi rostro
triste, cansado, abatido...
en mi pecho un corazón sin latido
…¡yace en el olvido!...
lenta agonía que cobijas en las noches,
mientras yo callo, tú me respondes,
y con voz bajita susurras a mi oído
¡no le llores... échale en el olvido!
¡Ay luna... si yo pudiera!
convertirme en una estrella
¡y volar! adonde mis ojos,
no pudieran verle más.
Déjame un sitio en el firmamento
porque no sé nadar y me ahogo en este mar
de lágrimas, que salen a mi encuentro…

---------------------------------------------

Derechos de autor: María del Carmen Tenllado (Damablanca)

viernes, 18 de enero de 2013

La realidad de los sueños...



Recuerdo cuando era una niña de apenas siete años, fantasiosa, risueña, curiosa y parlanchina. Lo único que siempre conseguía dejarme sin habla era la cartuchera de lápices de colores que tenía mi compañera de pupitre Ana. ¡Cómo la envidiaba! Tenía el estuche de colores más grande y bonito que jamás había visto, no le faltaba un detalle, hasta una lupa tenía que no me la prestaba para que no se la rompiera decía la muy estúpida... Y un buen día se hizo el milagro. Llegó a mis manos el estuche de colores más hermoso que había visto nunca. Tenía de todo: lápices de colores, rotuladores, sacapuntas, goma, bolígrafos de diferentes tonalidades, tijeras y hasta una lupa más grande que la de Ana. Estaba tan entusiasmada que solo pensaba en ir a la escuela a enseñársela a mi compañera de pupitre.  Iba camino del colegio toda ilusionada sin poder dar crédito a la emoción que me embargaba. De pronto, caí al suelo de la manera más inoportuna, al abrir los ojos y levantarme me vi junto a mi cama, pero... ¿y mi cartuchera de colores? La busqué por toda la casa y no la encontraba, no podía ser un sueño, me negaba a aceptarlo, yo la tuve entre mis manos, estaba tan segura que lo hubiese jurado por dios. Mamá me quiso convencer de que todo había sido un sueño... pero yo había tenido ese estuche entre mis manos... lo sé.
Con el paso del tiempo me hice una adolescente y mis sueños fueron cambiando, por entonces ya sentía un gran amor hacía la poesía y fui enamorándome perdidamente de aquel ser que despertaba en mi alma tan bellas melodías de amor. También creí tener en mis manos el amor pero este, al igual que aquella hermosa cartuchera desapareció un buen día al abrir mis ojos... por el contrario no me quedó la misma sensación de pérdida, porque el amor que yo había soñado no era aquel que perdí, lo único perdido en aquella historia fue el tiempo.
Si algo me ha acompañado de alguna manera en estos años recordando mi niñez, siempre afloran mis lápices de colores y si hago alusión al amor, siempre está en mi aquél poeta que engendró mi alma de poesía...
Sé que existe un lugar, en el que solo las almas blancas son capaces de percibir la realidad... con los ojos de la inocencia...
Por ese motivo le digo a mi poeta:
- Te amo tanto, que soy capaz de prestarte mi lupa.



Derechos de autor: María del Carmen Tenllado (Damablanca)
La realidad de los sueños...Código: 1301174378032 Fecha 17-ene-2013 22:35 UTC